El espectáculo consta de varias escenas adaptadas de la obra de Miguel de Cervantes a un lenguaje cercano a las niñas y niños, utilizando la prosa rimada y con muchos juegos de palabras que son tan acertados en el teatro de títeres.

 

Una presentadora nos irá guiando por el recorrido de El Caballero Andante:
Episodio de los Mercaderes;
Episodio de la segunda salida;
Episodio de los molinos de viento;
Episodio de Sancho Gobernador;
Episodio de los amores de Dulcinea y Don Quijote;
Episodio de las bodas de Basilio y Quiteria

 

La obra basa su estética en los personajes de las doce miniaturas de Los Meléndez pertenecientes a la colección del Museo de Bellas de Artes de Asturias. Se han construido doce títeres de mesa, con formas cónicas y adaptado las cabezas y brazos de las miniaturas a éstos y haciendo coincidir las vestimentas de los títeres con los correspondientes personajes de la obra pictórica.
Así la estética clásica de estos personajes se mezcla con un formato de títere de manipulación directa que los muestra algo ridículizados para estar en consonancia con el tono irónico del texto que ha sido adaptado de “Abran cancha que aquí viene don Quijote de la Mancha” de la dramaturga Adela Basch.

 

La música que sirve de acompañamiento para el espectáculo comprende fragmentos de obras del Siglo de Oro Español, justificada por su correspondencia histórica con el tiempo de Cervantes.